SIGUE DESPERTANDO EN MÍ

domingo, septiembre 20

Especie en peligro de extinción


Hay humanos aún sin descubrir, otros vistos solo a distancias, y los que viven en sus resguardos –guetos- ¡esos! También son arrinconados y despojados de su casa.

Se extienden los tentáculos de la codicia y el terror en los rincones más olvidados y lejanos de nuestra tierra, se disemina la originalidad de la raza humana, poniéndose vulgarmente, “en peligro de extinción”.
¡Da piedra! Saber que nuestros indígenas son cada vez más empujados al abismo del exterminio, que su primer frente de defensa sea el aislamiento, ¡huir!.
Que vivan en un parque protegidos bajo leyes como animales. Que existan leyes creadas por ignorantes políticos beneficiando a los putos de bigotes bien guadañados, para que vulneren los últimos respiros puros que aún existen, y consigo arrasen la diversidad, incluyendo la humana, ¿o acaso los indígenas serán una especie diferente?.
Qué bello debe ser que uno sea un hallazgo, qué bello sería que aún nos descubriéramos, ya que hay tantas tribus y pueblos desconocidos, sin contacto.
La verdad debe ser divino tener ojos ajenos a la malicia y de ignorar que existe la armonía, porque es pan de cada día, con qué naturalidad viven estos hermosos seres, es de admirar y envidiar su autosuficiencia, su normatividad basada en la igualdad, en la verdadera justicia. ¡¡Ojalá nunca los encontremos, jamás se dejen descubrir!!.
¡Esta es la esencia que se quieren robar los malditos terratenientes! Los malparidos, porque sus madresjamás fueron putas. Éstos irracionales depredadores de hábitat, cosechadores del exterminio de la pureza humana, tiranos del descubrimiento virginal de la vida; malditos aparecidos de la porquería y la inconsciencia, malditos ladrones de inocencia y libertad.
Estos venerados manipuladores y consagradas marionetas del poder, han venido atacando a nuestros hermanos indígenas, con la venia de la corrupción legal de muchos gobiernos; que aunque han creado ministerios para su protección, los han disuelto argumentando discriminación... ¡qué otra clase de barbaries les augura a este inocente pueblo! Por eso les importa un culo, cuando son violados los territorios (espirituales y naturales) del cual el indígena cree conocer seguro, porque es el único mundo que conoce –ni siquiera sabe que es mundo- porque él no vive con fronteras, no sabe de países, ni sabe que ocurre al otro lado de la planicie.
Y aunque hay administraciones agotando recursos para la supervivencia de estos benditos pueblos, aún no es suficiente.
En África se prohibieron los safaris, en Latinoamérica aún son legales y con la premonición de que se extinga esta nueva especie en peligro, los últimos HUMANOS autóctonos… nuestros hermanos INDÍGENAS.

Nota:
Te invito a que llegues al borde del mundo natural;
desnudarte y sumergirte en el universo de la autosupervivencia,
en lo indescriptible de un hallazgo… desaparecer!

2 comentarios:

MÓNICA dijo...

Sin palabras negro... lo has dicho todo y muy bien dicho, solo aplausos y mi apoyo incondicional a tus palabras.
un abrazitos

reltih dijo...

gracias moni. te quiero